La altura sobre el nivel del mar para nuestros viñedos es de aproximadamente 1200 mts.
El clima varía entre el día y la noche, ya que en el día prevalece caluroso y seco y en la noche es frío, adecuado para nuestros viñedos. Esta gran diferencia de temperatura conserva los sabores frutados y taninos necesarios para elaborar vinos de alta de calidad.